Roscas Chonchinas

on

Hace un par de años fui a un seminario de Cocina Chilena… una maravilla!!, quedé encantada con todo lo que aprendí. Pero lo que dijo un chef me quedo dando vueltas y es “Lo primero que les enseñan a cocinar en la escuela (de cocina) es cocina internacional… y donde queda la cocina chilena??”

La verdad creo que tiene razón, no puedo pretender cocinar cocina francesa o italiana, si no soy capaz de preparar bien una cazuela o un plato de porotos…. y sí, yo no soy chef, ni tampoco pretendo serlo, pero sí asumo lo que me toca de esa frase y es que yo no se cocinar comida chilena.

Y siempre miramos en menos nuestros platos ¿Cuántos de ustedes se han sentido orgullosos de preprarar un buen plato de porotos? o ¿cuántos preparan empanadas de pino en otra fecha que no sea Septiembre?…. supongo que pocos pueden responder a estas dos preguntas.

Así que me propuse empezar a cocinar esa comida de abuelita, esas recetas que no quiero que se pierdan… esas que hacen que todos volvamos a la infancia, que están llenas de sabor y de cariño.

Porque si los amigos extranjeros vibran con su comida… ¿Por qué nosotros no?

Eso no significa que no pueda preparar otros tipo de rectas, sólo que me gusta la idea de nuestra identidad culinaria.

Hoy se viene una de las recetas más más difíciles de conseguir en la vida, es uno de los secretos mejor guardados de la maravillosa Isla Grande de Chiloé y me parece que sirve para cualquier ocasión (con o sin excusa de celebración)

Ingredientes:

  • 10 huevos
  • 250 gr de azúcar
  • 300 gr de manteca derretida
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1,5 K de harina.

Preparación:

  1. Bata las claras a espuma junto con el azúcar y agregue las yemas de a una.
  2. Tamice el harina con los polvos de hornear, y forme una corona en la mesada. En el centro, ponga la manteca derretida tibia y la mezlca de huevos y azúcar. Forme una masa bien trabajada; debe sentirse elástica y suave.
  3. Con las manos forme unas roscas (como salen en la foto) o si quieren pueden uslerear la masa dejándola de 2 cm de grosor y con un vaso whiskero de boca ancha cortar los círculos y con otro más pequeño, corte un círculo en el interior.
  4. En una olla grande, ponga a hervir aguua y vaya echando las roscas al agua hirviendo (debe estar hirviendo suavemente). Retírelas cuando suban a la superficie, escúrralas bien, ordénelas en una bandeja de horno enmantequillada y hornee por 20 minutos a 180ºC.
  5. Retírelas del horno y sirva tibias.
Requieren un poco de tiempo y son un poco más complejas que la mayoría de las cosas que les comparto, pero valen cada minuto invertido.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s